• Imprimir

Radiografía de abdomen simple y dolor abdominal agudo

Nota: Esta ficha es una recomendación para la ayuda a la toma de decisiones en la atención sanitaria. No es de cumplimiento obligado ni sustituye el juicio clínico del personal sanitario.

 

  • El dolor abdominal agudo es uno de los motivos de consulta más frecuentes de los servicios de urgencias hospitalarias y requiere una valoración precoz y detallada.
  • No se tendría que realizar de manera rutinaria la radiografía de abdomen simple en casos de dolor abdominal agudo, ya que no aporta información relevante para el manejo del paciente.
  • La dosis efectiva de irradiación ionizante de la radiografía simple de abdomen es 35 veces superior que la de una radiografía de tórax.

En el dolor abdominal agudo la radiografía de abdomen simple no aporta valor añadido al manejo del paciente, excepto si hay sospecha de oclusión intestinal, perforación de víscera vacía, cólico nefrítico por litiasis radiopaca y cuerpos extraños.

Más información

El dolor abdominal agudo requiere una valoración precoz y detallada. Éste es un motivo de consulta frecuente en los servicios de urgencias hospitalarias, representando entre el 5% y el 10% de las visitas a estos servicios. El dolor abdominal agudo indiferenciado es el diagnóstico aproximadamente del 25% de los pacientes dados de alta en los servicios de urgencias y el de entre el 35% y el 41% de los ingresados en el hospital. La radiografía simple de abdomen a menudo se realiza de forma rutinaria como parte de la batería de pruebas diagnósticas iniciales en la valoración del dolor agudo, aunque cambia pocos diagnósticos iniciales. Además, después del estudio radiológico a menudo no aumenta la confianza del médico en el diagnóstico.

Por otra parte, la evidencia científica disponible muestra que la radiografía de abdomen simple de rutina no aporta información relevante para el manejo del paciente con dolor abdominal agudo de etiología desconocida, salvo casos en que haya sospecha de oclusión intestinal, perforación de víscera vacía, cólico nefrítico (por litiasis radiopaca) y cuerpos extraños.

Hay que tener en cuenta que la radiografía de abdomen simple no es una prueba inocua. Supone una dosis efectiva de irradiación ionizante 35 veces superior que la de una radiografía de tórax (prueba de imagen de referencia para medir la radiación). Por lo tanto, salvo en los casos anteriormente mencionados, la radiografía simple de abdomen no aporta información relevante para el manejo del enfermo.

Con la colaboración de

Fuentes

Fecha de actualización:  11.02.2015